Pues sí, para mí es lo que han conseguido. El faro de Ajo está situado en el cabo de Ajo, en la localidad cántabra del mismo nombre. Se trata del último faro construido en Cantabria, ya que a pesar de proyectarse su construcción para 1907, fue inaugurado en 1930.

Dado que nos encontrábamos muy cerca pasando unos días de descanso, decidimos junto con mi compañero y amigo Jose Luis de Deluxephotovideo intentar hacer el amanecer en dicha localización.

Llegamos allí, y enseguida pudimos comprobar que el cielo prometía, algo un poco extraño en verano, asi que todo fue planificar y buscar encuadres para tratar de captar los mejores momentos.

© Felipe Dávila Photography – Video resumen de aquella sesión

Justo al día siguiente, esto fue el 19 de agosto del 2020, vi en los informativos una noticia referente al faro de Ajo. Un artista, llamado Okuda, había sido el elegido para “pintar” y “plasmar su obra” sobre el faro. En esos momentos me quedé un poco atónito. Primero por el lugar que había elegido, un paraje bellísimo y luego por el tipo de arte tan colorista que realiza este autor.

© Felipe Dávila Photography – Canon 5D IV / 16-35mm f/2.8L III USM / 1/8s f22 iso 400

Realmente como se suele decir, para gustos los colores, y sus motivos tendría la persona que decidió cometer semejante atrocidad desde mi humilde punto de vista, sin contar lo que ha costado.

© Felipe Dávila Photography – Canon 5D IV / 16-35mm f/2.8L III USM / 1/15s f22 iso 400

Asi que sólo puedo decir, que para mí, ese faro está muerto hasta que se restablezca su estado original. Habrá a quien le guste y a quién no como es mi caso. Aquí os he ido mostrando algunas fotos que tomé aquella mañana, la última mañana antes de “disfrazar” al Faro de Ajo, y a continuación algunas fotos de cómo está el faro en la actualidad.