Esta localización a pesar de estar cerca de donde vivo, nunca me había acercado a fotografiarla. A si que decidí ir junto con unos amigos a conocerla de la mano de Eduardo Blanco. Se trata de un extenso territorio ( 41845 hectáreas ) semidesértico y despoblado, situado en el SE de Navarra. Ofrece un paisaje característico, de relieve abrupto, lleno de cabezas, planas, barrancos encajados… A grandes rasgos se pueden diferenciar tres zonas. La Bardena Blanca es la depresión central, de suelos a menudo blanquecinos y desnudos y de aspecto desértico. El plano es una terraza aluvial elevada casi llana, con suelos procedentes del río Aragón. La negra se caracteriza por la existencia de grandes planas, provocadas por estratos horizontales de caliza; los taludes cubiertos de pinos y cosconas y su tierra oscura han dado lugar al topónimo.

Estas tierras pertenecieron al patrimonio de los Reyes de Navarra, que, desde el siglo IX, fueron cediendo derechos de uso a diversas poblaciones. En 1705 esos derechos exclusivos se confirmaron y unificaron en manos de 22 entidades “cogozantes”, así denominadas por ser las únicas que gozan de repetidas del uso común: Arguedas, Buñuel, Cabanillas, Cadreita, Caparroso, Carcastillo,Corella, Cortés, Falces, Funes, Fustiñana, Marcilla, Mélida, Milagro, Peralta, Santacara, Tudela, Valtierra, Villafranca, Valle de Roncal, Valle de Salazar y Monasterio de la Oliva. Estas entidades forman desde entonces la Comunidad de Bardenas Reales, Entidad Local que gestiona este territorio.

El clima  se caracteriza por veranos calurosos, inviernos fríos y lluvias reducidas (350 l/m2).  Pues según predecía la Agencia Estatal de Meteorología  se esperaban tormentas, pero lo que no esperabamos era que nos pillara una gran célula tormentosa que descargó unos 50 l/m2 en un par de horas. [one_half last=”no”]

Suelo Agrietado
Suelo Agrietado
Agencia Estatal de Meteorología
Informe de Aemet

Después de caer agua de manera torrencial, el tiempo nos dió una pequeña tregua, pudiendo fotografiar las Bardenas Reales de una manera “diferente” a como estamos acostumbrados a verla.

Arco Iris en las Bardenas Reales
Barranco de las Cortinas y Castildetierra
Atardecer en las Bardenas Reales

Pero no todo en las Bardenas Reales es tierra seca, desértica, erosión… también existe un pequeño lugar para que la primavera florezca dentro de los campos de carrizo. Aquí podéis ver los campos de amapolas.

Amapolas
Campos de Amapolas