Ya está aquí una de las estaciones más esperadas por los fotógrafos de naturaleza. Es cuestión de días que algunos de nuestros bosques muestren todo su explendor, con esos tonos amarillos y ocres tan característicos de esta estación.

Por tanto, el día que decido salir porque creo que el bosque está “en su punto”, no puedo estar pendiente de una cosa “LA LLUVIA”. Sí, todos sabemos lo engorroso que es salir a fotografiar bajo la lluvia. Pues bien, hoy os quiero hablar del sistema que yo utilizo para proteger mi equipo bajo la lluvia. Hay muchos soportes en el mercado, pero yo os voy hablar del mío.

Se trata de Paraplis. Este es un soporte, utilizado mayoritariamente en los carritos porta bebes, para sujetar el paraguas mientras empujas el carrito. Con esto nos permite tener las dos manos libres y no tener que estar sujetando el paraguas con una de ellas. Pues este mismo sistema es el que vamos a aplicar.

 

¿En qué consiste Paraplis?

Se trata de un sistema que permite sujetar el paraguas para resguardarse de la lluvia sin necesidad de sujetar el paraguas con la mano. Se ideo tanto para sillas de ruedas como sillas de niños, pero yo lo utilizo también para resguardar, tanto la cámara como yo de la lluvia.

Costa de dos pinzas, que se adapta a todo tipo de perfiles y a diferentes grosores. Abarca diámetros desde 19mm hasta 35mm gracias a unas piezas que se pueden quitar y poner en las pinzas y con unas tiras de goma para no dañar las superficies en las que se coloca evitando a su vez deslizamientos. Por tanto, parece ideal para sujetarlo al trípode.

Gracias a sus dos botones detrás de las pinzas, podemos posicionar el paraguas  rápida y cómodamente con la inclinación deseada en cada momento.

 

¿Cómo utilizarlo?

Es muy sencillo, como podéis ver en las fotografías, lo único que tenemos que hacer es sujetar una de las pinzas a una de las patas de nuestro trípode, y en la otra pinza, sujetaremos el mango del paraguas. Ahora lo inclinaremos según nuestras necesidades.

CONCLUSIÓN

Este sistema no está pensado para utilizarlo con el trípode, aunque se puede hacer. Sí recomiendo que se tenga especial precaución en días de bastante viento, ya que una racha un poco fuerte de éste, podría tirarnos al suelo el invento y causarnos algún disgusto.